≡ Menu

Tricetatops

triceratops

Uno de los animales más temibles de la prehistoria era el Triceratops, el cual era herbívoro, con una longitud similar a la de dos cohetes y con tres cuernos ubicados en la cara. Poseía también una placa ósea, la cual protegía sus paletillas de ataques frontales.

De hecho, hasta un inmenso Tyrannosaurus podía intimidarse ante la presencia de un Triceratops y optar por no atacarlo, ya que podría salir herido con sus cuernos. Al contrario, el Tryceratops se encontraba bastante protegido. Las zarpas y los dientes estaban protegidos por la placa ósea. Asimismo, su piel era bastante gruesas y poseía una serie de abultamientos distribuidos de manera irregular.  Se enfrentaba a sus contrincantes a una velocidad de hasta 35 km/h. Tan sólo con su peso, bastaba para mantener a los depredadores lejos de él.

Una de las principales virtudes del Triceratops era su inmensa cabeza, se piensa que su enorme peso que oscilaba entre 7 y 13 toneladas, tenía como función sostener la cabeza, la cual poseía las dimensiones más grandes entre todos los animales que han existido en el planeta. Sus tres cuernos hacen que esta cabeza sea muy especial y su función ha sido motivo de controversia y discusión entre los investigadores a lo largo de la historia. La teoría más común es que utilizaban los cuernos como defensa, causando gran daño a sus contrincantes, tal y como lo hacen los toros.

Los Triceratops se movían en manadas, las cuales se desplazaban constantemente de un lugar a otro en busca de comida.

¿Realmente  era un Torosaurus?

De manera comparativa, el Triceratops comparte muchas semejanzas con el Torosaurus, dentro de las cuales se pueden mencionar los cuernos, el tamaño y muchas características más, menos la placa ósea. Se ha llegado a proponer la idea que el Triceratops era en realidad un Torosaurus adolescente, y era por esta razón que ambos compartían.

Y en realidad no es una idea tan descabellada, puesto que, por ejemplo el adolescente de Pachycephalosaurus, luego era un Stygimoloch. De ser así, quiere decir que al Torosaurus en la adolescencia le crecía el escudo, siendo esto prueba de su madurez sexual, sin embargo, es poco probable.

¿Cómo se extinguió el Triceratops?

Según las investigaciones realizadas a lo largo del tiempo, el Triceratops se extinguió gracias al impacto de un asteroide contra la tierra, debido al hambre y la oscuridad que eliminó a todas las plantas. Los últimos ejemplares quizás comían  piedras, las cuales no eran nutritivas, pero saciaban el hambre. A causa de este meteorito también se ocasionaban múltiples incendios, actividad volcánica e innumerables tormentas.

La palabra Triceratops proviene del griego tri, que significa tres, kéros que significa cuerno y ops que significa cara, es decir cara de tres cuernos. Este dinosaurio es del género ceratopsianos ceratópsidos, y existieron al final del Cretácico, en Maastrichtiense (Norteamérica) hace unos 66 millones de años. Corresponde a unos de los últimos en aparecer, poco antes de la extinción del Cretácico-Terciario.  Poseía una inmensa plataforma posterior en el cráneo, además de los tres cuerpos que no caracerizaban. Asimismo, sus cuatro patas eran lo suficientemente fornidas para soportar su gran cuerpo, muy parecido al rinoceronte actual.

El Triceratops, sin duda es uno de los dinosaurios más reconocidos y aunque compartía el territorio con el Tyrannosausus y este último lo cazara, aún no es seguro que ambos lucharan en la forma en la que se representa en las imágenes populares y las exhibiciones en os museos.

triceratops

A la fecha, no se ha encontrado un esqueleto totalmente completo de esta especie de dinosaurios, aunque sus características están bien documentadas por gran cantidad de restos desde el año 1887, fecha en la cual fue introducido este género.  Es importante resaltar, que la función de los tres cuernos que poseía en la cara ha sido gran tema de discusión hasta la fecha.

Aunque muchos investigadores los identifican como un arma defensiva contra sus atacantes, algunas teorías más recientes, proponen que existe la posibilidad que su función era utilizarlas en el cortejo sexual y para dejar en claro su dominio, como sucede con la cornamenta de los rinocerontes, escarabajos, las cabras blancas y los modernos renos.

Ha sido un tema de discusión y conflicto entre los investigadores y paleontólogos, colocar en un grupo exacto al Triceratops en un género específico, aunque hasta la fecha se le atribuye a los ceratópsidos. Sin embargo, dos especies, el Triceratops Prorsus y el Triceratops Horridus, se han considerado actualmente válidas dentro de este género; aunque se tiene evidencia que existieron muchas otras especies. Las investigaciones más recientes indican que tanto el Torosaurus como el Ceratópsido, en realidad representan a un Triceratops en edad adulta, y no a un género diferente.

Su tamaño en realidad no era tan inmenso, como su robustez, los Triceratops medían aproximadamente 3 metros de altura y 9 metros de largo, llegando a pesar hasta 12 toneladas; lo que los hacía bastante voluminosos y recios. Eran herbívoros y su característica más llamativa era su inmensa cabeza, una de las más grandes que existía en el grupo de los animales terrestre de esa época.

Poseía  dos inmensos cuernos de 1 metro de longitud sobre cada ojo y un cuerno único justamente en el hocico, encima de las narinas, en el cráneo, parte trasera tenía una plataforma craneal (expansión nucal o gola ósea) sin fenestras y algo corta, esto lo diferenciaba de la mayoría de los otros ceratópsidos, los cuales poseían aberturas más grandes en esa estructura.

Sobre las Extremidades del Triceratops

El Triceratops poseía un cuerpo poderoso y robusto, al caminar sobre sus cuatro patas, que además eran sumamente fuertes y con cuatro dedos en las extremidades posteriores y dos en las anteriores, formaban en conjunto un fuerte casco.  Se desplazaban sobre sus cuatro patas, que además eran sumamente fuertes, especialmente las delanteras, puesto que debían soportar el peso desproporcionado de su cráneo.

Por otra parte, si bien es cierto que era cuadrúpedo, la postura de estos dinosaurios siempre ha sido punto de debate. En un principio, se creía que las patas anteriores necesariamente tuvieron que estar dispuestas en ángulos a partir del tórax, para así poder soportar mejor el inmenso peso de su cabeza. Es así como podemos ver esta posición en algunas pinturas de Rudolph Zallinger y Charles Knight.

A pesar de eso, huellas encontradas de pisadas de ceratópsidos, además de reconstrucciones realizadas recientemente de esqueletos, tanto digitales, como reales, aparentemente demuestran que los Triceratops mantuvieron durante la locomoción normal una postura vertical, en donde los codos se encontraban un poco arqueados hacia afuera.

El Triceratops, poseía una plataforma craneal posterior, cubierta por una capa de piel, la cual era irrigada por gran cantidad de vasos sanguíneos. En un principio se creía que la gola tenía una función defensiva, sin embargo esta conclusión ha sido descartada por las características de fragilidad que reunía, lo cual hacía esta placa ósea más frágil de lo que parecía.

De hecho, algunos investigadores sugieren que una lesión en esta área, podrían resultar altamente nocivo, debido a su alta irrigación sanguínea. Por lo tanto, y después de numerosos estudios, se le han atribuido otras funciones a esta formación ósea, dentro de las cuales se encuentra la exhibición defensiva y sexual, así como la termorregulación, todo esto basado en la circulación sanguínea.

fosil de triceratops

Cuando se trata del primer caso, es decir exhibición, es a causa del enrojecimiento que adoptaba la gola debido al aumento del flujo sanguíneo y en el caso de la termorregulación, desempeñándose como una vela, tal como sucede con los Spinosaurus.

En cuando a la boca del Triceratops,  nos recuerda al pico de un loro, en tanto que los dientes nos indican que su alimentación era casi en su totalidad herbívora. Luego de desprender las hojas y los brotes de plantas, los trituraba con las hileras de sus dientes, los cuales se encontraban en el fondo de su boca, que además utilizaba para esquilar los alimentos.

Lo impresionante, es que cuando sus dientes se desgastaban, volvían a crecer. Se presumen que por  la posición de su cráneo, la cual era bastante baja, era ramoneador. Se sugiere que el Triceratops fue uno de los herbívoros más dominantes en su tiempo, esto por la abundante cantidad de fósiles de dientes encontrados  en Norteamérica, pertenecientes al final del Cretácico.

Los tres cuernos del Triceratops

El Triceratops tenía en su cráneo un único cuerno nasal, grueso y corto, el cual se encontraba sobre la nariz, además de dos cuernos que medían aproximadamente 1 metro, y se encontraban ubicados encima de las cuencas oculares. Los cuernos de los Triceratops bebés eran rectos y medía entre 5 y 12 centímetros antes que maduraran, ya que después de madurar se formaban las curvaturas.

Hasta la fecha, existe diversidad de teorías que tratan de explicar el uso de los cuernos. Dentro de ellas:

  • Para comunicarse entre ellos.
  • Lo utilizaban también para defenderse
  • Como un medio para cortejar a las hembras.
  • Como un símbolo para determinar la posición que ocupaban en la manada
  • Como defensa.

Un poco de Historia sobre el Triceratops:

El primer fósil encontrado que fue considerado un Triceratops,  consiste en un parte de cuernos de forma orbital que se encontraban unidos a un trozo de la parte superior del cráneo, el cual fue hallado en Colorado en el año 1887. El investigador Othniel Ch. Marsh, al observalo, pensó que pertenecían a un inmenso bisonte, cuya formación provenía de unas rocas del Plioceno, al que le colocó por nombre de Bison Alticornis.

Sin embargo, fue este investigador quien luego de años, reseñó una descripción referente a los dinosaurios con cuernos, al mostrar el Ceratops tomando como bases restos fragmentarios, aunque a pesar de ello seguía pensando que el B. Alticornis pertenecía al Plioceno. Fue necesario un tercer espécimen para poder cambiar esta posición. En esta oportunidad, 1888, John Bell H. lo encontró en Wyoming y lo describió en principio como  Ceratops de otra especie. Fue Marsh quien le asignó un nuevo nombre genérico propio: Triceratops; aceptando así que el Bison Alticornis era otra especie de Ceratops, que con el tiempo fue incluida en los Triceratops.

Dado que el Triceratops poseía un cráneo robusto, se han encontrado fósiles bastante preservados de gran cantidad de estos animales, lo cual ha permitido hacer muchos estudios para determinar las diversas características de las subespecies. Se han encontrado fósiles de Triceratops en Dakota del Sur, Wyoming, Colorado, Montana (Estados Unidos), así como también en las provincias de Alberta y Saskatchewam en Canadá.

Especies

Dentro de las especies de Triceratops más conocidas, se encuentran Triceratops Prosus (Marsh 1890) y Triceratops Horridus (Marsh 1889). En algún momento se pensó que el diceratopo era también una de las especies de Triceratops, sin embargo, en la actualidad se le reconoce como género diferente.

Varios cráneos de Triceratops, fueron descubiertos después de la descripción de este animal, estos cráneos poseían diferencias en mayor o menor grado al Triceratops original, (Triceratops Horridus), cuyo nombre sugiere la textura rugosa de los huesos encontrados del holotipo, que con el tiempo fue identificado como un Triceratops anciano. Dicha variación no debe asombrar, puesto que los cráneos de estos dinosaurios son tridimensionales y bastante grandes, pertenecientes a individuos de ambos sexos y diferentes edades, y que además, estuvieron expuestos a presiones y direcciones variadas durante el proceso de fosilización. Es por esto, que los investigadores las describieron como especies diferentes, y también establecieron filogenenias de la forma en la cual se relacionaban entre ellos.

¿Qué comían los Triceratops?

Estos animales eran herbívoros, lo cual significa que su dieta estaba basada en plantas, y debido a su inmenso tamaño debían consumir grandes cantidades de plantas durante todo el día para poder funcionar y moverse correctamente, por lo tanto siempre se encontraban muy cerca de los sitios en los cuales existían plantas, y comían muchas veces a lo largo del día.

Su boca  era parecida a la de un perico, lo cual le facilitaba arrancar las hierbas, y tenía además los dientes característicos de los herbívoros, los cuales no son afilados, sino chatos. Poseía entre 35 y 40 columnas de dientes con 4 o 5 dientes cada una, lo cual significa que en total podía tener de 450 a 800 dientes; esto lo convertía en una máquina trituradora, ya que estos animales debían consumir grandes cantidades de alimentos para poder mantenerse vivos. Otra de las ventajas de la dentadura de los Triceratops, era que cuando alguno de sus dientes se desgastaba y se caía, le salían dientes nuevos.

El Triceratops tenía una cabeza baja, esto implica necesariamente que se comían las plantas que se encontraban en el suelo y que además masticaba por largos períodos la comida, tal y como hacen las vacas. Otros investigadores en sus teorías, indican que debido al gran volumen los cuernos, este animal tiraba los árboles y se comía las ramas luego que estaban en el piso. Puesto que en las praderas había fácil acceso a gran cantidad de helechos y cycas, también se cree que su dieta en gran medida estaba compuesta por estas plantas

¿Dónde podemos encontrar al Triceratops?

El Triceratops es uno de los animales más populares, ya que se encuentra dentro de los dinosaurios más conocidos en el mundo, lo cual ha llevado a representarlo en libros, documentales y cuentos. Podemos apreciarlo en el documental denominado Caminando con Dinosaurio. También aparece en las primeras tres películas de Parque Jurásico. En series televisivas como Barney y los Power Rangers.

¿En realidad existieron los Triceratops como especie?

Los científicos Jack Horner y John Scannella, manejan la hipótesis de que este dinosaurio nunca existió como especie, sino que fue una etapa entre el crecimiento de un torosaurio maduro. Este postulado se basa en lo siguiente:

  • Los 29 cráneos encontrados y examinados de Triceratops miden de 0,5 a 2 metros de longitud, mientras que la longitud de las piezas halladas de Torosaurio miden de 2 a 3 metros.
  • Mientras que todos los torosaurios encontrados corresponden a una etapa adulta, los Triceratops que se han hallado se encontraban en la etapa juvenil unos, y adultez temprana los otros. Esto se pudo determinar gracias al estudio y conteo de las líneas óseas. Que al igual que los anillos que posee un tronco, determinan su edad.
  • Que en los ejemplares de Triceratops que se encuentran en la adultez temprana, sus cuernos apuntan en un ángulo diferente que los Triceratops juveniles, y además el hueso sufre una gran transformación, ya que se adelgaza en el centro de sus crestas.

Para resumir, se podría decir que no existen dos especies, que en realidad se trata de una sola. Esto significa que a medida que el Triceratops va madurando, suceden muchos cambios que lo van haciendo de manera progresiva igual al torosaurio y que el hecho de no haberse encontrado hasta la fecha Torosaurios jóvenes es consistente con que este animal no posee la misma morfología durante su juventud y la adultez temprana.

Puede llegar a ser muy decepcionante el saber que el Triceratops era un Torosaurio en período de desarrollo, sin embargo, esta teoría es sólo una posibilidad y mientras tanto, seguiremos disfrutando de uno de los animales más emblemáticos que han existido sobre el planeta.