≡ Menu

Huellas de Dinosaurios

huellas-de-dinosaurios

Existe una definición en Biología, la cual argumenta que un grupo de huellas,  es un grupo de impresiones las cuales han sido encontradas en tierra blanda, lo cual se puede interpretar como un conjunto de pisadas, que fueron estampadas por un animal vivo.

Por otra parte, podemos decir que un grupo fósil de huellas, puede definirse como una impresión fosilizada de un grupo de huellas. Han sido encontradas un gran conjunto de huellas en todo el planeta. Gracias a ellas, se pueden  inferir las características de muchas formas de vida, así como también su comportamiento.

Es por esto, que algunos conjuntos de huellas ayudaron a demostrar que en África los homínidos vivían en grupos y no de manera solitaria. Para estudiar los conjuntos de huellas nos apoyamos en la Icnología, que es el estudio de las marcas dejadas por organismos que se encuentran vivos. Puesto que la identificación de los productores de conjuntos de huellas generalmente se ha comprobado que no es posible, a éstos se les da el nombre genérico de  Ichniotherium, (criatura marcadora).

El primer enlace realizado entre un grupo de huellas y el ser vivo que las dejó, lo publicó el Dr. Sebastian Voigt, conjuntamente con el Dr. David Berman en la revista denominada Journal of Vertebrate Paleontology.

huella-de-dinosaurio

ICNITAS DE DINOSAURIOS

Es fascinante pensar y poder demostrar que los seres humanos estamos transitando sobre territorios que millones de años atrás fueron habitados por dinosaurios. Las huellas (icnitas) dejadas por ellos, nos indican claramente que a través del tiempo, hoy en día tenemos el honor de  existir  en lugares donde en algún momento de la historia estos majestuosos animales tenían su hábitat.

Si observamos la forma, el número de dedos y el tamaño de las huellas, podemos determinar a qué espécimen o grupo de dinosaurio pertenecían las huellas dejadas por ellos. Se puede descubrir mucho sobre los dinosaurios que existieron en un momento y lugar determinado partiendo de las huellas encontradas.

Inclusive, partiendo de las huellas, podemos determinar si dichas huellas  correspondían a un sauropodomorfo, un anquilosaurio, un ornitópodo, un paquicefalosaurio, un terópodo y además cuál era el tamaño del animal al que correspondían las huellas (aproximado). Y no sólo eso, también  calculando el ángulo entre sus pisadas y el tamaño de estas, podemos tener una idea bastante clara de la velocidad que podían alcanzar, incluso tomando en cuenta estos datos, podemos también saber si peleaban, podemos averiguar su comportamiento social e inclusive si cuando viajaban lo hacían en grupos.

Es realmente mágico… la información que podemos obtener haciendo un estudio exhaustivo de las huellas de un dinosaurio, nos puede llevar a conocer detalles inimaginables sobre su comportamiento, su hábitat, su forma de vida.

Las icnitas fosilizadas de dinosaurios son bastantes comunes, generalmente se encuentran en zonas húmedas o pantanosas, estas pisadas de dinosaurios inmensos, tanto carnívoros como herbívoros, quedaron allí marcadas y con el paso del tiempo, los sedimentos y la desecación hicieron el resto.

Es importante resaltar, que tan sólo por las icnitas, no se puede deducir con exactitud a qué especie de dinosaurios perteneció.

LAS HUELLAS DE DINOSAURIO MÁS RECIENTES DE EUROPA FUERON HALLADAS EN LOS PIRINEOS

Las pisadas de dinosaurios más recientes encontradas en Europa, fueron descubiertas por un grupo de paleontólogos españoles a orillas de los ríos pirenaicos. Los científicos resaltaron que las huellas pertenecen a la subespecie denominada hadrosáuridos (pico de pato), los cuales existieron en este lugar hasta el final del cretácico, período en el cual comenzó la extinción de todos los dinosaurios.

Los paleontólogos involucrados en el descubrimiento al analizar las marcas presentes en las rocas (icnitas), dedujeron que únicamente pudieron tallarse durante su proceso de formación, por lo tanto, lo atribuyen a la era Mesozoica.

Según los estudios realizados, estos reptiles habitaron a las orillas de los ríos Pirineos hace aproximadamente 70 millones de años, para luego desaparecer de forma brusca. Asimismo, concluyeron que pertenecían específicamente a la especie hadrosáuridos, puesto que se han realizado descubrimientos de restos fósiles en esta misma formación geológica.

Por otra parte, los investigadores de la Universidad de Barcelona, la de Zaragoza y el Instituto Catalán de Paleontología Miguel Crusanfont, son los responsables de este estudio, ya que llevan muchos años investigando los rastros de los últimos dinosaurios que existieron en el planeta.

En este orden de ideas, es importante mencionar el yacimiento paleontológico Cal Orcko (Bolivia), el cual fue encontrado en la cantera de una fábrica de cemento, muy cerca de Sucre, departamento de Chuquisaca.  Este lugar alberga más de 5000 huellas de dinosaurios y tomando en cuenta que existen 294 especies aproximadamente, hay que resaltar que ha sido de vital importancia para la reconstrucción de la historia de estos majestuosos animales.

Este hallazgo, ha servido de una manera contundente a la ciencia e historia, puesto que deja ver datos que hasta ese momento eran desconocidos referidos al período Cretácico y al inicio del período Terciario, (estamos hablando de hace 65 millones de años), y de esta manera se ha podido documentar la gran cantidad de especies de dinosaurios de una mejor forma que en cualquier otro lugar del planeta.

Hasta el descubrimiento de este yacimiento (Cal Orcko), era Khjoda-Pil-Ata (Turkmenistan), además de otros en Gran Bretaña, Suiza, España y Portugal,  los más grandes e importantes. Sin embargo, luego de este descubrimiento, se pudo determinar  que era mucho mayor que todos los otros. De hecho, uno de los mayores, sólo contenían 220 huellas de dos tipos de especies.

Ubicación:

Este yacimiento (Cal Orcko) se ubica en la ciudad de Sucre, es extremadamente grande y está ubicado en un farallón cuya pendiente es de 73 grados. Tiene 1200 metros de largo y 80 metros de altura.  Es impresionante constatar que en ese único lugar se encontraron huellas de 294 especies de dinosaurios, las cuales pertenecen al período Cretácico Superior.

Es importante resaltar que la primera confirmación de que existía este yacimiento, se realizó en el año 1985, sin embargo fue sólo entre los años de 1994 – 1998, cuando un grupo de paleontólogos de Bolivia, Estados Unidos y Europeos, dirigidos por el Dr. Meyer lo certificó.

A pesar que algunos obreros se sentían impresionados por las huellas poco comunes que habían observado en Carl Orcko, las cuales también habían sido identificadas en el año de 1994 por un experto paleontólogo. Fue el investigador Cristian Meyer, gracias a un documental de turismo realizado en Suiza, quien luego de leerlo viajó a Sucre y quedó totalmente fascinado ante la visión de estos yacimientos. Según sus propias palabras: al visualizarlas te dejaban sin aliento.

Esto ya es mucho decir, puesto que Meyer era un erudito en la materia y había visitado e investigado de manera personal los yacimientos más importantes encontrados en el mundo, comenzando con Canadá y Seychellen, además de Turkmenistán.

A raíz de los estudios, análisis e investigaciones realizadas por Meyer, este investigador le adjudica a un golpe de suerte el descubrimiento del Yacimiento de Carl Orcko. El investigador deduce que hace 68 millones de años, estos majestuosos animales tenían su hábitat a las orillas de lagos de agua templada y dulce de poca profundidad, las cuales se extendían  desde la frontera Bolivia-Perú hasta la parte Norte de Argentina.

Asimismo, el hecho de haber sido encontradas en una pared de caliza de magnitudes impresionantes (25000 metros cuadrados), dentro de las cuales se hallaron gran cantidad de impresiones de huellas, lo convierte en un hallazgo totalmente impregnado por la buena suerte.  Esta deducción está abalada por el hecho de que Carl Orcko era un lago poco profundo y de grandes dimensiones. Sin embargo en el período Terciario, en el momento de la formación de la Cordillera de los Andes, el movimiento de las capas tectónicas, lo llevaron a una posición  vertical.

COMO SE FORMARON LAS HUELLAS DE DINOSAURIOS?

La paleoicnología es una ciencia la cual se refiere al estudio de las huellas fosilizadas. Este estudio  proporciona una idea clara a los investigadores del movimiento de estos animales. Es gracias a esto que se pueden estudiar muchas características de estos majestuosos animales, tales como su locomoción y comportamiento.

Al igual que las huellas que quedan cuando nos desplazamos sobre la arena en la playa, las huellas de dinosaurio pueden ser destruidas con mucha facilidad. Por lo tanto, la preservación no es algo que sucede con frecuencia. Sin embargo, existe también la posibilidad que dichas huellas puedan conservarse en el tiempo.

Para que este proceso se lleve a cabo, es necesario que en muy corto tiempo, una vez que la huella haya sido dejada, una capa de sedimentos la deje enterrada, lo cual la va a protegerla de la erosión; esto para que pueda aguantar  65 o 70 millones de años, quedando impresa y pueda llegar hasta nosotros. Sin embargo, no sólo tiene que ser protegida de la erosión, sino que además de eso, un proceso geológico logre hacer que salga  y pueda quedar a la vista y ser estudiada.

Existen también las llamadas las subimpresiones, que se refieren a  un proceso válido en la fosilización y se trata de lo siguiente: una vez que una huella es dejada en un sedimento blando, no sólo se mueve la tierra (algunos centímetros) hacia abajo en la superficie, sino que además se hunde  la capa  que se encuentra inmediatamente en ella (la superficie).

Sin embargo, las subimpresiones se entierran desde el momento en el cual se dejan las huellas, lo cual significa que pueden perdurar en el tiempo desde el momento de su impresión hasta el momento en que sean encontradas. A pesar de esto, los investigadores le dan más importancia a una huella que a una subimpresión, puesto que en esta última se suelen omitir algunas características de la huella original, lo que significa que ofrecen menos información acerca del dinosaurio que la produjo y esta eventualidad suele confundir a los investigadores y paleontólogos.

Para los paleontólogos es un verdadero reto distinguir una huella original de las subimpresiones, es realmente algo muy difícil de definir. En muchas oportunidades puede observarse claramente en la huella una impresión de piel, lo cual la delimita de una manera nítida. Sin embargo, en la mayoría de las oportunidades la diferencia es muy sutil, todo un desafío para los paleontólogos más experimentados.

Uno de los hallazgos más asombrosos para los investigadores, fue el descubrimiento de huellas de anquilosaurio, el cual fue un cuadrúpedo hervíboro que se pensaba inexistente en la parte sur de América. Este increíble animal de 8 toneladas,  se representaba como y gigantesco y torpe armadillo, aunque estudios subsiguientes de sus huellas se pudo demostrar que era un dinosaurio mucho más esbelto y alto, ligero y de piernas altas.

Asimismo, a lo largo de los años se han encontrado muchos rastros de herbívoros saurópodos, dentro de los que se pueden mencionar al inmenso y majestuoso Titanosaurio, el cual medía aproximadamente 25 mts de altura, cuyas huellas abarcaban los 70 ctms de largo. Asimismo,  fueron halladas huellas de depredadores inmensos como por ejemplo los terópodos, que alcanzaron los 35 cm.

Además de todo lo anteriormente mencionado, fueron encontradas también huellas de peces, algas, cocodrilos y tortugas, las cuales han permitido a los investigadores y paleontólogos realizar estudios mucho más precisos sobre el Cretácico Superior. Precisamente Meyer, considera que ha sido un golpe de suerte para la humanidad el haber encontrado los restos de peces, algas, tortugas y cocodrilos conjuntamente con las huellas de los saurios, ya que ese hallazgo ayuda  a identificar ese período como el Cretácico final, del cual no existían suficientes datos.

Sin embargo, las huellas no sólo pueden preservarse como impresiones, también pueden hacerlo como moldes. Puede formarse un molde, cuando un dinosaurio al pisar la tierra la comprimiese bajo su pie y de esta forma proporcionarle una consistencia mucho mayor a la que posee su entorno, de esta forma esa columna de tierra va a soportar de una forma más eficiente la erosión y definitivamente quedara por encima del resto de la superficie formando un molde.  Existen incluso moldes que pueden definirse como muy curiosos, ejemplo de ello son aquellos moldes que pueden encontrarse en los techos de las minas, los cuales están proyectados hacia abajo.  Esto significa que si se cava en un túnel bajo el estrato en el cual se encuentra una huella, dicha huella puede quedar justamente en el techo de la galería.

Existen infinidad de posibles procesos de fosilización de huellas, aquí sólo haremos referencia a algunos de ellos. Sin embargo, todos son igual de interesantes.

EXISTEN DIFERENTES TIPOS DE HUELLAS DE DINOSAURIOS:

Cómo hoy en día podemos decir y tener conocimiento de cómo vivían los dinosaurios?

La información de cómo vivían los dinosaurios proviene de múltiples investigaciones, de hallazgos que  científicos, paleontólogos, investigadores  y personas que han dedicado su vida a ello, han logrado discernir por medio de huellas, fósiles y todo tipo de hallazgos relacionados con esta especie. A lo largo de toda la historia de la humanidad, se han encontrado respuestas a través de hallazgos y descubrimientos que se han dado en todo el planeta.

Cómo saber por qué se extinguieron, sus características, como vivían, sus hábitos, cómo se reproducían?

Es simplemente con ayuda de sucesos importantes como obtenemos la respuesta a todas estas preguntas. Y cuando hablamos de sucesos o hallazgos, nos referimos a  fósiles, a huellas…

Es importante saber que para que una huella se mantenga durante millones de años intacta deben conjugarse una serie de factores que beneficien su conservación. Existe un proceso de fosilización, que para que pueda darse deben darse una serie de factores que optimicen el proceso  de fosilización.

En virtud de lo antes descrito, se han realizado una gran cantidad de estudios, los cuales han determinado cuáles son los factores necesarios para garantizar el proceso de fosilización, en este orden de ideas, es importante resaltar que el gran peso de algunos dinosaurios y su posterior fosilización, eran factores  necesarios para que el barro se secara y así poder adoptar la forma de huella, mientras que al mismo tiempo otros sedimentas se ubicaran en la huella, y de esta forma conseguir un auténtico molde totalmente natural de la huella de un dinosaurio.

Es importante resaltar, que el proceso no era fácil y mucho menos corto, y que además no siempre las condiciones eran las más adecuadas, por lo tanto, no todas las huellas podían conservarse a lo largo del tiempo.

Tipos de huellas de dinosaurios

Se pueden clasificar las huellas de dinosaurios en 4 grandes grupos:

  • Estegosaurio; pertenece a dinosaurios cuadrúpedos y además herbívoros. Este tipos de dinosaurios se encontraron en zonas de pobre erosión geológica que además fue una zona de paso de dinosaurios.
  • Terópodos: se clasifican en dos tipos: los dinosaurios avianos, es decir, reptiles aéreos y los no avianos es decir, los bípedos carnívoros. Poseían unas potentes patas traseras que además contaban con garras tridáctilas.
  • Ornitópodos: herbívoros por naturaleza, aunque además muchos de ellos eran principalmente bípedos, ocasiones los había cuadrúpedos. Su huella era generalmente tridactil, aunque no poseían  unas garras tan marcadas como los Terópodos.
  • Saurópodos: generalmente dejaban una huella muy particular, por ser la más grande dentro de los cuatro tipos, pertenecían a grandes dinosaurios cuadrúpedos y herbívoros. Por otra parte, al poseer un gran peso, facilitaba en gran parte la fosilización de sus huellas.