≡ Menu

Dinosaurios Marinos

dinosaurios marinos

La vida en los océanos es un área muy interesante en cuanto a las especies de dinosaurios marinos. Sólo el 30% de la superficie del planeta es de tierra, por lo que también es un gran misterio todo lo que ocurre en las aguas. Como resultado de la gran dificultad natural que investigar esto significa, no sabemos con certeza qué tipo de criaturas que han vivido o viven en las profundidades de los océanos pero, en este artículo te mostraremos qué es lo que se conoce.

Los primeros gigantes marinos que vivieron fueron los dinosaurios del periodo mesozoico, como lo permitieron los climas calientes, los cambios y avances evolutivos en la tierra que provocaron un crecimiento sustancial en el reino animal. La verdad es que ningún dinosaurio de los más conocidos podría adaptarse bien a la vida en el mar, pero todavía en la era mesozoica los océanos estaban llenos de criaturas tan increíbles como reptiles marinos gigantes o los llamados “dinosaurios marinos gigantes.”

Sabemos que hay enormes y terribles animales, verdaderos monstruos del mar que vivieron hace miles de años. A continuación veremos algunos monstruos marinos prehistóricos que seguramente te sorprenderán.

Animales marinos prehistóricos: un inmenso campo para investigar

Cuando hablamos de dinosaurios marinos primero debemos aclarar algunas cosas:

Dado que los seres humanos habitan sólo un pequeño fragmento del planeta, podemos decir que todavía hay mucho por descubrir sobre los océanos. Es un verdadero misterio todo lo que se refiere a las especies acuáticas, incluso si hablamos de muchas especies aún vivas, en las profundidades de la vida y de la historia de este fascinante hábitat se esconde mucho más.

Este es un tema concreto que ya se ha abordado varias veces: hemos visto algunos de los más extraños animales acuáticos y hablamos acerca de la profundidad de los océanos, por ejemplo. Pero hoy te invitamos a conocer algunas de esas extrañas especies acuáticas que habitan los océanos del mundo.

Los siguientes son verdaderamente asombrosas criaturas, pero creo que la idea de que regresen a habitar en los océanos y la oportunidad de conocer a uno de ellos es realmente aterradora.

Aquí están algunos de los más interesantes dinosaurios marinos de la prehistoria del mar.

Especies marinas gigantes (dinosaurios acuáticos) o reptiles marinos gigantes

Los reptiles marinos gigantes llegaron a dominar en el Mesozoico, los mares y océanos, durante más de 100 millones de años, en aquellos días habitaban 3 especies de grandes reptiles marinos gigantes: ictiosaurios, plesiosaurios y pilosaurios.

Características acuáticas de los dinosaurios

Había todo tipo de dinosaurios acuáticos, desde diminutos especímenes a los más grandes jamás encontrados en la historia. Pero si hay algo que es cierto, es que hay más información acerca de los gigantes que de los diminutos.

Para averiguar cómo fueron este tipo de Dinosaurios, sería interesante mencionar algunos ejemplos que existían en las aguas:

Los Ictiosaurios

Los ictiosaurios, vivieron en el período Triásico, que da la casualidad que a su vez comenzó a nacer el primer dinosaurio de la tierra. Estos especímenes estaban en el agua hasta aproximadamente el Cretácico, hace unos 110 millones de años. La apariencia física que tenían, podría estimarse que son los actuales delfines aunque no hay ninguna evidencia que muestre una teoría de evolución que los empariente.

Los Ictiosaurios comenzaron a aparecer durante el Triásico con las primeras especies de dinosaurios y sobrevivieron hasta mediados del Cretácico, hace aproximadamente 110 millones de años.

Los ictiosaurios fueron unos de los más increíbles y sorprendentes reptiles marinos gigantes del océano. Estos llamados dinosaurios marinos gigantes podían medir hasta 15 metros de largo, eran ágiles y potentes nadadores con su cola en forma de media luna, también tenían grandes y poderosas mandíbulas que les permitían matar grandes presas.

El ictiosaurio, del grupo de los ictiosaurios, fue un reptil marino que vivió durante el periodo Jurásico, unos 190-200 millones de años atrás. Se estima que un adulto crecía hasta 6 o 7 pies de largo y podía pesar hasta 200 libras.

Este reptil era similar en apariencia a los delfines modernos. Ellos tenían los huesos del oído y ojos grandes, sugiriendo que el animal tenía un gran sentido de la audición y de la vista. Con su cuerpo dinámico, podía nadar a velocidades de hasta 25 mph.

Estos animales marinos prehistóricos que vivían en los océanos de todo el mundo, tenían en su principal dieta los pescados.

Se han descubierto fósiles de ictiosaurios con pequeños bebés dentro, por lo que se cree que el reptil marino no ponía huevos como otros reptiles, y daban a luz desde muy jóvenes.

Periodo de existencia: El ictiosaurio vivió durante el periodo Jurásico, 200 -190 millones de años atrás

Ubicaciones geográficas: los fósiles de ictiosaurios han sido descubiertos en varias partes de los océanos del mundo.

Orden: Ichthyosauria

Significado del nombre: lagarto pez

Longitud aproximada: 6-7 pies (1,83 metros)

Peso aproximado: de 180 a 200 libras

Dieta: carnívoro

Los Plesiosaurios

Los plesiosaurios vivieron también desde el período Triásico hasta el Cretácico, hace unos 110 millones de años. Se considera el más grande en la historia del planeta Tierra de los dinosaurios acuáticos. Pero si hay algo que destaca de este reptil es que está asociado directamente con el reconocido y célebre monstruo del Lago Ness, haciéndonos comprender que quizás aún viva en los tiempos modernos (aunque esto, lógicamente, no está demostrado).

cabeza de plesiosaurio

Los Plesiosaurios siempre han sido descritos desde sus primeras investigaciones (1811) como serpientes adjuntas a cuerpos de tortugas. Estos gigantescos reptiles marinos tenían la morfología de una tortuga marina, con 4 aletas, una cola corta, puntiagudas y un cuello largo como el cuerpo de una serpiente.

Sus cabezas eran bastante pequeñas pero tenían unas muy afiladas filas de dientes. Se cree que el mayor plesiosaurio podría medir haber medido hasta 14 metros de largo, realmente, un dinosaurio marino gigante.

Como puedes ver, los gigantescos reptiles marinos estaban perfectamente adaptados al entorno donde vivían y sus esqueletos encontrados, no mostraron, ni determinaron similitudes con otros reptiles, por lo que su posición taxonómica y relación con los reptiles terrestres es aún incierta.

El kronosaurio

El Kronosaurio fue un tremendo tipo de plesiosaurio. Para tener una idea aproximada, es algo parecido a un lagarto terrorífico entre 9 y 12 metros de largo, lleno de dientes afilados y enormes, capaces de destruir casi cualquier cosa.

El kronosaurio vivió en las aguas de lo que ahora es América del Sur y partes de Australia, desde unos 125 o 100 millones de años atrás.

Sólo el gran cráneo de un kronosaurio era de unos 3 metros y en su boca no sólo entraría un hombre completo, sino que teniendo en cuenta el tamaño de un hombre promedio habría espacio para más de 3.

Según algunos estudios, la forma del kronosaurio implicaba un par de aletas, que fueron similares a los de muchas especies de tortugas que conocemos hoy en día. Los investigadores sospechan que es muy probable que estos lagartos hayan salido del agua y llevaran a cabo en la arena el proceso de desove, cavando y depositando sus huevos tal cual lo hacen hoy día las tortugas marinas, ¿te imaginas un espectáculo semejante?

Los Pliosaurios

El Pliosaurios también coexisten con otros ejemplares en el período Triásico hasta el cretácico hace 110 millones de años. Durante mucho tiempo, este problema se relacionó directamente con la magnitud que el plesiosaurio tenía, pero finalmente fueron clasificados como especies diferentes porque presentaban un cuello ligeramente más pequeño y un puntero en su dentadura.

Estos fueron otros de los grandes reptiles marinos que habitaban en los mares y océanos del Mesozoico.

Al principio de saber de su existencia, se creyó que estaban directamente relacionadas con los plesiosaurios, pero en revisiones posteriores de la hipótesis la pertencencia a este grupo fue descartada porque tenían la cabeza y cuello más cortas y grandes mandíbulas.

dinosaurios marinos gigantes

Otros dinosaurios acuáticos reconocidos

El Elasmosaurio

El elasmosaurio, el lagarto de cinta, vivió durante el período Cretácico, hace 70 millones de años. Vivió en los océanos de todo el mundo. Éste era un miembro de la familia Elasmosauridae, un grupo de reptiles marinos con el cuello muy largo.

Se estima que este reptil a veces medía hasta 45 pies de largo y puede haber llegado a pesar tanto como 2 o 3 toneladas.

Su cuello estaba compuesto de 71 vértebras cervicales, increíblemente, su cráneo era relativamente plano, con una serie de bisel y dientes largos, que pueden haber sido muy útiles durante la pesca. Tenía aletas en forma de pala y una cola corta.

Edward Cope, un famoso paleontólogo del siglo XIX, colocó por error la cabeza del Elasmosaurio al final de la cola para reconstruir el animal, creyendo que el cuello era la cola del reptil.

Othniel C. Marsh, otro paleontólogo respetado al mismo tiempo, señaló el error y, como resultado, los dos paleontólogos pasaron el resto del siglo XIX en una amarga disputa. Pero, sin dudas, algunos siglos después, sabemos que el segundo de ellos tenía la razón.

Periodo de existencia: el Elasmosaurio vivió a finales del período Cretácico, hace 70 millones de años.

Ubicaciones geográficas: sus fósiles se han descubierto en los océanos de todo el mundo.

Orden: Plesiosaurio

Significado del nombre: cinta de lagarto

Longitud aproximada: 45 pies (13,72 metros)

Peso aproximado: 1-2 toneladas

Dieta: carnívoro

El askeptosaurio

El askeptosaurio pertenecía a una familia de reptiles denominados Thalattosaurus diapsids. Vivió durante el período Triásico, unos 220 millones de años atrás.

Algunos especímenes de askeptosaurios fueron encontrados en Italia y Suiza, Europa. Sus costumbres eran similares a las de algunos reptiles modernos, pasaban la mayor parte del tiempo en el agua, sólo se aventuraban a la tierra para poner sus huevos.

El askeptosaurio tenía una esbelta construcción, con un cuello, cuerpo y cola largos. Es posible que esta criatura se moviera en el agua como las anguilas lo pueden hacer hoy.

Su dieta incluía peces y podían bucear a grandes profundidades en busca de sus presas.

Ubicaciones geográficas: los fósiles de askeptosaurios han sido descubiertos en diversas partes de Europa.

Orden: Reptilia

Longitud aproximada: 6 pies (1,83 metros)

Peso aproximado: 50 a 70 libras

Dieta: carnívoro

El Liopleurodon

El Liopleurodon está considerado como uno de los carnívoros más grandes que han existido sobre el planeta, en lugar de los cachalotes de hoy, que medía alrededor de 66 pies de largo y podía pesar hasta 50 toneladas, más grande que cualquier otro dinosaurio hallado.

Este es realmente un gigantesco animal, se ha estimado que podría crecer hasta 82 pies de largo y alcanzar un peso de hasta 75 a 150 toneladas. Esto excede el peso de los dinosaurios más grandes que conocemos, como por ejemplo, el Brachiosaurio y el Argentinosaurio. Muchos de estos ya se sabía que podían ser mayores en tamaño que los animales terrestres gigantes actuales, como la ballena azul.

Esta capacidad para crecer tanto está atribuida a la vida en el agua, ya que esto les podía ayudar a soportar el peso de la criatura y darles facilidad de movimiento.

Los fósiles de liopleurodones fueron encontrados principalmente en partes de Europa, como Alemania, Francia e Inglaterra, están bastante completos muchos esqueletos y también se han hallado huesos separados.

Otros restos similares han sido descubiertos en Chile, Sudamérica.

Respecto de su dieta, el Liopleurodon era capaz de comer todo lo que quería, sus dientes grandes le permitían comer animales grandes, como sus primos, los otros reptiles marinos, incluyendo al ictiosaurio.

El cráneo de un Liopleurodon mide hasta un cuarto de la longitud total de su cuerpo, por ejemplo de 16 pies, más grande que el cuerpo entero de muchos dinosaurios. Sus dientes estaban en el frente de las mandíbulas y sus aletas traseras eran más grandes que las delanteras.

Periodo de existencia: el Liopleurodon vivió durante el periodo Jurásico, 150 millones a 165 millones de años atrás.

Ubicaciones geográficas: los restos fósiles del Liopleurodon han sido descubiertos en los océanos de todo el mundo.

Orden: Plesiosauria

Significado del nombre: Dientes de lados lisos

Tamaño: longitud aproximada de 30 a 40 pies (9,15 metros)

Peso aproximado: 75-100 toneladas

Dieta: carnívoro

Prehistóricos reptiles marinos

dinosaurios marinos

Los reptiles marinos prehistóricos habitaron los mares y los océanos durante la era de los dinosaurios, siendo las más dominantes criaturas de las aguas abiertas. Durante el período Triásico, unos 230 millones de años atrás, el mar estuvo lleno de depredadores de este tipo.

  • El Nothosaurio, con alrededor de 10 pies de largo, un tamaño relativamente pequeño en comparación con los depredadores dinosaurios que hemos visto que existían durante ese período. Esto podría ser la razón por la cual el Nothosaurio era vulnerable a otras criaturas. A veces, el Nothosaurio salía a la tierra para poner sus huevos y crías, que una vez eclosionaban tenían que encontrar un camino de regreso al mar y evitar depredadores terrestres.
  • También, existía 225 millones de años atrás, un reptil marino que tenía un aspecto peculiar, parecía un cruce entre una tortuga y una manta raya. Este animal fue nombrado Henodus. Existió durante el período Triásico y vivía en algún lugar de la costa de lo que ahora es Alemania. Este reptil es considerado un miembro del grupo Placodont, correspondiente a los reptiles marinos que utilizan sus dientes planos para moler alimentos. Su dieta principal era el marisco.
  • En los prehistóricos mares de América del Norte ha vagado también un reptil llamado ictiosaurio. Este reptil parecía un pescado, pero fue clasificado como un reptil marino. Vivió 220-210 millones de años atrás. Sus restos fosilizados han sido hallados en Nevada y es considerado uno de los reptiles marinos más grandes que jamás ha vivido y uno de los mayores depredadores.
  • Otro reptil marino prehistórico conocido es el Temnodontosaurio, cuyo nombre significa lagarto de dientes de corte. Este era uno de los depredadores más temidos durante su tiempo, que habitaron un área grande en la antigua Europa. Estos monstruos tenían la capacidad de sumergirse hasta 2000 metros de profundidad y permanecer bajo el agua durante 20 minutos antes de salir de nuevo a superficie.
  • El Dakosaurio vivió a finales del período Jurásico, unos 135 millones de años atrás. Estos reptiles prehistóricos eran verdaderamente monstruosos en apariencia y reputación. El Dakosaurio utilizaba sus patas como remos para maniobrar bajo el agua. Se sabe que era un feroz depredador que vivió en las aguas de lo que ahora es América del Sur.
  • Otro reptil marino prehistórico llamado Thalassomedon, perteneciente a la familia de los plesiosaurios, vivió hace unos 93 millones de años durante el Cretácico, un periodo en el que reinó en las aguas de Norteamérica, hasta que se extinguió.